GRUPO EUROCLÍNICA
Cerca de Tí

Guía para padres con hijos con obesidad o sobrepeso.

1.- Apoye y elogie a su hijo.

Si usted está preocupado con el peso de su niño y quiere algunos consejos prácticos para mejorar sus hábitos de vida, entonces esta guía es para usted.

  La dedicación  de los padres en el tratamiento de un niño con sobrepeso requiere tiempo, motivación y un cierto grado de perseverancia. Pero se trata de una inversión que vale la pena por  la salud y bienestar de su hijo.

  Su hijo necesita más que nunca  adoptar hábitos  y estilo de vida saludables. Usted es su  ejemplo. Cuando sea necesario, los profesionales de la salud  pueden ayudarle a hacerlo  pero sólo usted puede hacer  los cambios. 

2.-El exceso de peso en la infancia.

El exceso de peso constituye un importante problema de salud en la población europea y más del 20% de los niños lo presentan. Su hijo no está solo!  El exceso de peso se debe principalmente a los cambios en nuestra sociedad que conducen a una  actividad física disminuida, una dieta pobremente balanceada, la   disminución de las horas de sueño  y, a veces, el estrés en los niños. Algunas familias están  genéticamente predispuestas a la acumulación de grasa. Con el exceso de peso la vida no es la misma: su hijo debe ir vestido de otra manera, él o ella ya no puede caminar rápido porque se fatigan, él o ella pueden ser objeto de  burlas por sus compañeros de clase.  Pero el exceso de peso también conduce a complicaciones médicas a corto y largo plazo, como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2. Las miradas, las burlas y la dificultad en la aceptación de la imagen de su  cuerpo  pueden tener consecuencias psicológicas. El impacto del exceso de peso en la calidad de vida y la salud mental no puede ser subestimada. Por estas razones, es esencial  tratar el exceso de peso tan pronto como sea posible con el fin de evitar complicaciones.

 3.-Cambiando un poco ya es mucho.

El objetivo principal es el de estabilizar o reducir la velocidad de aumento de peso, mientras que se  garantice el crecimiento y desarrollo normales. Durante el período de crecimiento, el niño por lo general aumenta alrededor de 3 kg por año. En el caso de un niño con sobrepeso, el objetivo no es bajar de peso, sino lograr  que él o ella crezcan en  altura, manteniendo el mismo peso. De esta manera, el niño no va a perder peso, pero  estará más  delgado.  El primer paso es determinar las causas más probables del exceso de peso en su hijo, y luego  trabajar para cambiar el comportamiento y los hábitos. Toda la familia está involucrada. Los padres juegan un papel determinante en el comportamiento de sus hijos, así como el medio ambiente en el hogar. Ellos son el modelo y sirven como importante ejemplo para los hijos.   Los hábitos de estilo de vida incluyen el  modo de transporte, deporte y actividades de ocio, actividad sedentaria (televisión, juegos electrónicos, ordenadores), la calidad de los alimentos y la cantidad y la estructura de las comidas. No es fácil cambiar el estilo de vida. El cambio lleva tiempo. Seleccione uno o dos objetivos realistas  que a la vez  se puedan mantener a largo plazo. Concentre su energía y esfuerzos para darle las mayores posibilidades de alcanzar sus metas.


4.- Ejercicio con placer.

  La actividad física tiene efectos beneficiosos en la salud mental y física, así como en muchos otros aspectos de la salud (corazón, huesos, músculos y  grasa corporal). Por razones de salud, los niños deben estar activos al menos 60 minutos al día y los adultos  al menos 30 minutos, o 3 veces  por 10 minutos al  día.  Ejercicio en la Práctica : Muévase con su hijo  • Sugiera a su hijo, sin importar el clima, caminar, montar en bicicleta para ir a la escuela, a  las actividades deportivas o a  las clases de música.• Use las escaleras en vez del ascensor.• Organice  actividades en familia: senderismo, ciclismo, juegos de pelota, pasear al perro, etc.• Anime a su niño a hacer actividades en grupo fuera de la escuela.• Ayude a su hijo a encontrar un deporte que él o ella disfruten.• Pídale a su hijo que le ayude con las tareas del hogar (por ejemplo limpiar  su cuarto, sacar la basura, lavar los platos).• Comience lentamente y aumente gradualmente la intensidad y duración del ejercicio. Lo ideal es que el niño haga ejercicio  1 hora al día

5.- La televisión y los ordenadores.

  Su hijo consume poca energía cuando  se sienta delante de un televisor o pantalla del ordenador, y esto conduce a un aumento de peso. Por todas las horas que  pasa al día frente a una pantalla, su hijo puede aumentar de 3  a 4 kilos  a su  peso normal al año. Durante los programas infantiles televisivos, existen numerosos anuncios de venta de alimentos ricos en azúcar y grasas  que invitan y estimulan a su hijo a “picar”. Comer  frente a la  una pantalla interfiere con la sensación normal de saciedad. Ver la televisión antes de acostarse puede interferir con la calidad del sueño de su hijo.  Tiempo de la televisión / ordenador en la práctica. Una hora diaria de tiempo de pantalla es suficiente! Establecer reglas claras y programas del plan de antemano: usted debe decidir cuánto  tiempo  pasa  su hijo  delante de la pantalla. Evite poner un televisor o un ordenador en la habitación de su hijo.• Apague el televisor durante las comidas y no permiten comer delante de la pantalla.

6.- Comer con placer.

  Las restricciones dietéticas crean una gran cantidad de frustración y conflicto dentro de la familia. Las dietas estrictas para los niños no deben usarse  ya que son ineficaces, contraproducentes y a veces incluso peligrosas. La meta para toda la familia es una dieta equilibrada, con variedad y opciones saludables, así como los tiempos  de las  comidas estructurados. En cuanto al niño,  a él o  ella se les anima a escuchar a las señales internas tales como la sensación de hambre o saciedad, y  también para degustar nuevos alimentos con el fin de diversificar la dieta. Comer en la práctica: • Comidas balanceadas. 5 porciones de frutas y verduras por día. Agua• Sensación de hambre o saciedad para determinar la cantidad.• Un desayuno equilibrado cada mañana.• Bocadillos saludables según las necesidades.• Una variedad de alimentos en las comidas  que todo el mundo debe, como mínimo  degustar .

7.- Comidas equilibradas.

  Para crear un plato equilibrado en la práctica: Por lo menos 1/3 del  plato como verduras cocidas, ensalada o sopa de verduras. 1/3  como pasta, pan, arroz, patatas, cereales, etc.• ¼  como carne, pescado, huevos, queso, tofu, lentejas, guisantes, etc.• Una cuchara de sopa de aceite por persona por comida.  El objetivo: 5 porciones de frutas y verduras por día. Un aumento gradual en el consumo de frutas y verduras. Por  ejemplo: un vaso de zumo de fruta en el desayuno; ensalada y un melocotón de postre en el almuerzo; una manzana en la hora de la merienda y un tazón de sopa de verduras con la cena. 

Una porción de fruta o vegetal está representada por el tamaño de la mano de un  niño.  Agua y bebidas no azucaradas. El agua es la única bebida imprescindible. Para calmar la sed agua con gas o sin gas, las bebidas a base de hierbas no endulzadas  son las bebidas ideales. Soda, limonada, té helado tienen un  alto en contenido de azúcar. Los zumos de frutas no naturales  también contienen azúcar. Un vaso al día es suficiente.


8.- Manejo de las cantidades

  El hambre significa que es hora de comer, pero no nos proporciona información acerca de la cantidad de comida. Las personas experimentan el hambre diferente (sensación de vacío,  fatiga o irritabilidad).  Ansia es el deseo de comer con o sin hambre. La saciedad (sensación de estar satisfecho) se experimenta cuando el estómago está lleno. La sensación de hambre desaparece.

Cantidades en la práctica:• No obligue a su hijo a terminar su plato  si él o  ella ya no tienen  hambre.• Coloque los vegetales en primer lugar en el plato de la cena.• Sirva a su niño en un plato de postre.• Evite colocar alimentos directamente sobre la mesa.• Proponer una ensalada o sopa de verduras como primer plato.• Haga que él o  ella esperen  5 – 10 minutos después de terminar el primer plato y preguntar si él o  ella se quedan  con hambre.• Sirva porciones pequeñas para todos.• Coloque los alimentos envasados ​​en un plato o en un recipiente en vez de comer fuera de la bolsa.• Cultive el ambiente al tiempo de comida con velas, manteles  etc. y evitar temas desagradables.• Coma despacio a fin de reconocer las señales de su cuerpo.

9.- La estructura de sus comidas.

  Encuentre su propio ritmo para las comidas y aperitivos. Tomar siempre un buen desayuno, nos permite distribuir la ingesta de energía durante todo el día y nos da mejor equilibrio nutricional.  Si por alguna razón los niños no logran comer el desayuno se pueden tomar un refrigerio  entre las 9 y 10 de la mañana por ejemplo.

  En la práctica y dependiendo de la actividad física de su hijo, una o dos porciones de los siguientes alimentos pueden ser servidos: Frutas (frescas,  secas), verduras, salsas o jugos• Productos lácteos (yogur, leche, queso). Hidratos de carbono (pan, barras de cereales, muesli, etc.)• Agua.   Ciertos productos de aperitivo tienen un  alto contenido de grasa y azúcar oculto (por ejemplo, galletas, patatas fritas, barras de chocolate).  Con uno de ellos por día es suficiente, pero aún mejor es, ninguno.   “Picoteo”  (comer entre horas) Restringir o hacer que su niño se sienta culpable es contraproducente. En su lugar, trate de ayudarlo /la  para identificar los factores desencadenantes para comer bocadillos y buscar la manera de limitar o eliminar los factores desencadenantes (aburrimiento, tristeza, frustración, presencia de alimentos en la cocina, etc.).

10.- Publicidad y compras en el supermercado

  Los anuncios dirigidos a las familias y, en particular a los niños son numerosos. Desafortunadamente, la información no siempre es precisa.  Recuerde leer las etiquetas y discutir los detalles con su hijo.

 Supermercado en la práctica: • Tenga cuidado con las promociones que le ofrecen más de lo que desea. Trate de organizar un horario preciso para limitar el número de veces que visita el supermercado.• Prepare una lista de artículos para comprar.• Evite hacer las compras con el estómago vacío. Anime a su niño/ a escoger frutas y verduras.

11.- Una dieta variada.

  Una dieta variada es esencial para darle al cuerpo lo que necesita. Tal vez hay alimentos que a su hijo no le gustan. Recuerde que  ciertos  alimentos requieren pruebas de sabor de hasta 15 veces antes de que los alimentos son degustados. Así que, tenga paciencia.

  Una dieta variada en la práctica: Pídale a su niño que pruebe los alimentos una y otra vez.• Agregue color a su plato de comida• Permita que su hijo participe en las compras de comestibles y preparación de las comidas.• Los padres son modelos a seguir. Sea un ejemplo!

12.- Imagen y Autoestima.

  Nuestra sociedad da mucha importancia a la imagen. Alienta la delgadez y llama la atención sobre las figuras  voluminosas.  Los niños con sobrepeso a menudo sufren de burlas y comentarios negativos. Es especialmente perjudicial cuando esto lo hacen  otros miembros de la familia. Los jóvenes que tienen una baja autoestima están en mayor riesgo de aumentar de peso y adoptar dietas inadecuadas.

  Imagen y Autoestima en la práctica:• Acepte a su hijo como sea Ayude a su niño a sentirse a gusto como él / ella misma.• Dígale a él / ella lo que le gusta de él / ella• Regularmente señale las   cualidades de su hijo y las cosas que él /ella  hacen bien.• Anime a su hijo a participar en las actividades que él / ella disfrutan y en las que  él / ella se sienten a gusto.• No  le dé  demasiada importancia a la apariencia física.• No permita  comentarios o chistes sobre peso o apariencia física.• Frente a las burlas, su hijo necesita su apoyo. Tome el tiempo que sea necesario para hablar con él / ella. Escuche siempre las quejas de  su hijo.• La crítica destructiva no motiva. Así que evítala!

Reviewed and endorsed by the EASO Childhood Obesity Task Force (COTF)

Revisado y aprobado por el Childhood Obesity Task Force OEAA (COTF)